¡¡¡Las Hormigas que defienden el medio ambiente de los Elefantes!!

Publicado en por Ilan

http://www.vootar.com/imgs/elementos/1252425146_Elefante.jpg

 

 

En un combate cuerpo a cuerpo entre hormigas y elefantes… ¿quiénes crees que ganen? No te dejes llevar por la apariencia… Y es que las astutas hormigas han encontrado el ‘talón de Aquiles’ de los paquidermos para atacarlos, pero lo hacen con un propósito muy noble, a saber, cuidar el medio ambiente.


¿Cómo cuidan del medio ambiente? Pues bien, los elefantes se acercan a las acacias de Kenia, pero si no fuera por las hormigas –mil millones de veces más pequeñas que ellos- las derribarían y devorarían sin ninguna piedad.

 

 

¿Qué tienen de especial las acacias? A los elefantes les gusta alimentarse de estas, pero cuando tienen hormigas los evitan. Además las acacias, como muchos otros árboles, son necesarias para absorber el dióxido de carbono y de reducir así la acumulación de gases de efecto invernadero.

Las columnas de hormigas enfurecidas disuaden a los paquidermos introduciéndose en su sensible trompa si se atreven a acercarse a las acacias, que a cambio de protección ofrecen a sus guardianes refugio y alimento en forma de dulce néctar.

 

 

Hasta ahora se creía que en la vegetación de la sabana influían la lluvia, los nutrientes del suelo, los herbívoros y el fuego, pero ahora este nuevo estudio revela que se añade a la lista la defensa de las plantas ejercida por los insectos.


La trompa del elefante es muy sensible a las picaduras de las hormigas y es el auténtico “talón de Aquiles” del gigantesco animal. Las hormigas sin embargo no molestan a las jirafas, que se alimentan sobre todo de hojas de acacia y apartan a estos insectos con su rugosa lengua.


Al parecer es el olor el que alerta a los elefantes de la presencia de las hormigas, por lo que estos olores podrían ser aplicados a los cultivos humanos para evitar que sean arrasados por los p aquidermos


http://2.bp.blogspot.com/_kLTMxChGuDQ/TAa33GIBEBI/AAAAAAAAAD0/ZWrUX8CeTKs/s1600/elefante+y+hormiga.gif

 

 

 

Fuente: Revista Current Biology.

Comentar este post