¿Por qué Dios como explicación de la existencia del universo y no otra cosa?

Publicado en por Ilan

Earth.jpg

 

 

 

Esta pregunta en realidad no necesariamente tiene que ser una objeción ateísta, ya que cualquier persona podría preguntarse tal cosa, pero como suele suceder, las únicas personas que no le buscan una solucion racional son los ateistas "religiosos" .

 

Una tarde en que conversaba con un ateista, - en mis inicios como buscador de la posición mas racional con respecto a la existencia de Dios - se me hizo esta pregunta ¿Porque Dios y no otra cosa? ¿Porque Dios y no un "super atomo"?. Pues como me agrada ser una persona que toma en serio estas cuestiones, decidí pensar durante todo un día o hasta que encontrara algo que me hiciera, o bien ver que no tenía que ser necesariamente Dios o que me contestara por qué si tenía que ser El, pense sin recurrir al "que habían dicho otros pensadores y filosofos de la historia", y resulta que al final de mi jornada me agrado ver que la misma conclusión a la que había llegado tambien había sido pensada por otras personas de la historia. 

 

Voy a proceder con un análisis de las características que debe poseer la causa de lo contingente (lo que empezó a existir).

 

  La primera premisa del argumento de la contingencia, es :

 

1. Todo lo que existe tiene una explicación para su existencia, sea en la necesidad de su propia naturaleza o en una causa externa.

 

Esta afirmación es mas plausible que su negación (obviamente). Entonces pasaremos a la siguiente premisa

 


2. si el universo tiene una explicación para su existencia, dicha explicación es Dios.



Aquí es donde entra la objeción: ¿Por qué Dios y no otra cosa?

 

Lo que sigue debemos analizarlo con rigurosidad y es un ejercicio lógico un poco complejo, así que pongamos bastante atención.

 

Existen son buenas razones para pensar y concluir lógicamente qué es una causa personal. Y las razones son las siguientes:

 

El universo es contingente, material, físico, temporal, espacial etc. Como no podemos poseer un pasado infinito, porque este momento no hubiera llegado, entonces debe existir una causa primera que sea atemporal. La primera causa se llamará "A".. OK, entonces ya tenemos la primer característica de la causa primera ("A") o de la explicación de la existencia de lo contingente, y esa característica es ATEMPORALIDAD.

 

Si "A" es atemporal (B), se sigue que "A" es no físico(C), porque lo físico es temporal, y se sigue que "A" es inmaterial(C) de la misma manera. Si "A" = B, C y es la causa de la contingencia, entonces "A" trajo al universo a la existencia (U). "A" tampoco tendría causa porque es atemporal, por tanto se sigue lo de la primera premisa, de que "A" tendría su explicación en la necesidad de SU PROPIA EXISTENCIA (D), "A" sería también trascendente (E) y externa al universo (F)


Si A es la causa de "U", y tuvo que traer a la existencia toda la materia y energía, entonces se sigue que A es también sumamente poderosa (G). Se sigue que "A"= B, C, D, F, G.


Entonces tenemos ya, cinco características plausibles para la causa de lo contingente, y continúa la característica de que la causa es plausiblemente PERSONAL.

 

Pues, si la causa posee las características antes citadas, podemos razonar de la siguiente manera:

 

Toda causa de tipo no-animada produce un efecto en tanto reaccione a algo, y es ahí donde siento que falla cualquier causa primera que no posea voluntad. Si fue una desviación de un átomo, una fluctuación cuántica entre otras, ¿Por qué no sucedió 1 millón de años antes? o ¿Mil millones de años antes? o ¿Por qué no sucedió después?. Si la partícula o átomo o lo que sea se salió de su orbita quiere decir que en algún momento empezó a orbitar, ¿Por qué no se salió de su órbita antes, ya que lo que no tiene voluntad solo depende de las reacciones inesperadas?. La respuesta a ésta paradoja para mí es la existencia de voluntad dentro de la causa última de la existencia contingente.

 

Me explico, Dios tendría la facultad de actuar (dentro de su "tiempo único" o eterno presente), y producir un efecto que viene a ser temporal. Y es por ésto que la respuesta a ésta paradoja me lleva a concluir con que la primera causa tuvo que poseer la característica de voluntad.

 

De una causa mecánica, lo que esperaríamos es un efecto con las características de eternidad igual a su causa. Esto porque como propone William Lane Craig, si la causa de que el agua se congele es una temperatura de 0 grados, si la temperatura hubiera estado por debajo de cero grados desde la eternidad, entonces el agua que estuviera cerca hubiera estado congelada desde la eternidad. Sería imposible que el agua comience a congelarse en algún punto del pasado finito.  

 

Si la causa está presente, entonces el efecto también está presente. Por tanto las causas eternas tienen ese problema, y la única respuesta, como decía Al Gazhali, es que la causa sea un Ser Personal, que creara algo dentro de lo que yo llamaría su eterno presente, y por tanto, produzca un efecto temporal. Entonces concluimos que la causa de lo contingente, también es Personal (E).

 

Por tanto, podemos concluir en que la explicación o causa de lo contingente, posee las características, B, C, D, E, F, G.

 

Hay buenas razones para concluir de esta manera, y no hay buenas razones para su negación. Entonces, simplemente, siendo racionales, concluimos que la causa es personal. 

 

Luego, las restantes premisas, que son:

 

 

3. el universo existe.


4. por consiguiente, la explicación para la existencia del universo es Dios.

 

 

Se siguen lógicamente de lo anterior. Y así llegamos a la conclusión de que la explicación para la existencia del universo, o la causa del mismo, es Dios.

Comentar este post